martes, 23 de septiembre de 2008

Todos eran mi papá


CHINA 6 MINUTOS from veronica chen on Vimeo.

Después del adelanto que dimos a conocer de El artista, la nueva película de Mariano Cohn y Gastón Duprat, Verónica Chen se inspiró y nos mandó este primerísimo borrador que armó--"la cocina de la cocina" en sus palabras-- para presentar un proyecto que tiene entre manos, Todos eran mi papá, del que habló por primera vez en estas páginas y que tiene que ver con la historia de su padre, nacido en China. Agradezco desde ya el privilegio enorme que significa permitir al lector de este blog meter la nariz en su cocina, quizá el territorio más frágil y vulnerable de un artista. Teniendo en cuenta ese factor, todo comentario será desde luego bienvenido. El que no conoce la historia quizá no entienda demasiado, por eso le pedí a Verónica unas palabras aclaratorias sobre el material:

Andrés: Te cuento quiénes son los personajes. El de la camarita es mi primo, la otra mujer de cincuentaypico es mi prima (su hermana), el chico es el guardaespaldas (armado) que trabaja para su hijo, mi sobrino, y la chica es la “traductora” también contratada por el hijo que no está ahí (ella, curiosamente, vestida con los colores nacionales, oro y rojo). Mi sobrino tiene mi edad, treintaypico y hace 5 años ganaba 50 dolares mensuales. Hoy es dueño de un emporio del karaoke que está por extender a Australia (y por ende, el gobierno lo autorizará a salir del país sin regreso confirmado). Esa excursión es al Monte Tai, en las afueras de Jinan, y para los chinos del comunismo, es tan exótico como para nosotros. Ellos vienen de un mundo laico, y sólo la generación de los cincuentaypico encuentra en la religión ecos familiares. Las escaleras mecánicas pertenecen a Shanghai. El tren es el que me tomé a Nanking, la ciudad donde en 1920 nació mi padre, y donde los japoneses luego cometieron una de las peores matanzas, incluyendo a parte de la familia de mi padre. Ese teatrito es en Beijing, eso es ópera china. Ya nadie va, sólo los turistas, y a éste ni siquiera. Pero estos sonidos son para mí tan familiares (recuerdo algún vecino tocándonos el timbre, de chica, para protestar por estos “ruidos molestos”...era algún disco de ópera china y mi padre que se entusiasmaba y cantaba alto, y encima él interpretaba los papeles femeninos, como se estilaba). Espero haber sido de utilidad.
-Verónica Chen

5 comentarios:

Fotografías dijo...

Lo que me gusta mucho del material, a primera vista, es esa mezcla de imágenes previsiblemente chinas (el templo, la desmesura de las escalinatas, las máscaras de los actores), con otras menos previsibles (las escaleras mecánicas de un shopping, el chino con la camcorder, la modernidad del tren y los paisajes industriales). Y es muy linda la paradoja de que la subida al templo sea una excursión tan exótica para los chinos como para vos, según nos explicás. También me gusta que la ópera sea para los turistas que… ni siquiera van. De hecho, se oyen los aplausos y no parece haber más de cuatro personas en el público. El dato de tu “sobrino” que ganaba 50 dólares al mes también le da profundidad a lo que vemos. Pero lo que le va a otorgar otra dimensión, por supuesto, son las historias que adivinamos detrás de lo que nos contás y, entonces, estas imágenes y estas pequeñas escenas vienen a ser como la famosa punta del iceberg. El desafío, si querés, va a ser encontrar el equilibrio entre cuánto del iceberg mostrás y cuánto dejás sumergido para que adivinemos. Y me refiero al iceberg-China pero también al iceberg-Chen. Voy a seguir pensando.

Anónimo dijo...

Muy bueno el blog. Genial poder meterse en la cocina de los artistas...

Lucio

Verónica Chen dijo...

Andrés, muchas gracias por tu generosidad. Me ayuda mucho que sigas pensando...mucho más de lo que manifestamos...gracias a todos por ser testigos...

verónica

Fotografías dijo...

La generosidá es suya, Chen, por abrir su taller y compartir su trabajo con nosotros, en esta etapa tan precaria y confusa del nacimiento de un proyecto...

"He not busy being born us busy dying" le escuché cantar esta mañana a Dylan...

Fotografías dijo...

"He not busy being born IS busy dying" era...