miércoles, 3 de septiembre de 2008

nuestro ojo reconstruye lo perdido

Rescato aqui un diálogo con Claudio Caldini que quedó enterrado en los comments varios posts atrás:

En respuesta a Experimento
Claudio Caldini dijo...

Andrés,
la proyección en el malba habría resultado mas luminosa y colorida con los proyectores delante de las butacas. Se vió un poco pálido, pero nuestro ojo reconstruye lo perdido. Me parece ingeniosa y acertada tu definición del cine experimental, fue la tentación de proyectar con mas luz la que me llevó a elegir el proyector equivocado. Los mensajes satánicos a descifrar parecerían escritos por Theodor Adorno. El especialista en esa clase de mensajes fue el norteamericano Kenneth Anger, cuyas películas no proyectaría hoy por temor a que se queme la lámpara.
un saludo
claudio
2 de septiembre de 2008 18:12

Fotografías dijo...
Absolutamente de acuerdo, Claudio: "pero nuestro ojo reconstruye lo perdido", casi una definición del cine, si nos ponemos ontológicos...

En el caso de la función del MALBA de la otra tarde, creo haberlo dicho o, por lo menos, creo haber tratado de dar a entender, que la decisión "fetichista" del curador de proyectar los originales, y el mismo hecho de que fueras VOS Claudio el proyectorista, incluso el hecho particular de haber estado sentado en una butaca con Rocco a un lado, haciendo chistes, y con Margarita Paksa del otro susurrándome preguntas y comentarios... todo eso hizo de la función algo mágico, único e irrepetible para mí, seguramente fuera del programa curatorial. No habrá una segunda vez que Rocco vaya a ver "cine experimental" por primera vez, etc.
Me hace pensar que hay que recuperar el aspecto de happening o performance o instalación que tiene cada proyección. Nos vemos el viernes y la seguimos. Mientras tanto, un placer y un honor tenerte de huesped en este blog!
2 de septiembre de 2008 23:12



Fotografías dijo...
Y tendré en cuenta tu advertencia sobre Kenneth Anger...
2 de septiembre de 2008 23:13

Claudio Caldini dijo...
fue muy lindo verte con Rocco en la proyección, Margarita estuvo como siempre encantadora y aprecio mucho su opinión. Y un honor que hayas elegido la foto de Heliografía para ilustrar la entrada, con el sol cayendo sobre la tierra de Kamala.
3 de septiembre de 2008 12:22

Fotografías dijo...
Claudio:
"Heliografía" es una película que me ha quedado grabada, por algún motivo, mirá que son años desde que la vi, creo que en alguna de esas jornadas legendarias en el Goethe. Esa imagen de la sombra de la bicicleta en movimiento, la textura de la tierra y ese sol... Creo que hay algo ESENCIAL allí, que tiene que ver con la naturaleza misma del cine, movimiento, luz, textura... emoción (diría Samuel Fuller en una película de Godard) En fin. ¡imágenes así me gustaría tener en mis propias películas! Qué más puedo decir...

Esta mañana justo estaba hablando de vos, y de lo que para mí representa tu figura de llanero solitario en el cine argentino, con Mónica Carballas, que como sabés está haciendo una investigación sobre el cine experimental en América Latina. Como, de algún modo, fuiste "borrado" de las historias oficiales del cine argentino, y cómo eso mismo quizá esté haciendo revalorizar hoy el lugar de tu obra y de tu persona, que para algunos de nosotros tiene una calidad ejemplar. Pero ya me puse sentimental...
3 de septiembre de 2008 13:09

Claudio Caldini dijo...
Andrés,
gracias por tus palabras sobre "Heliografía", realmente hubo destilación, o mejor, sublimación, durante la filmación en India. De allí lo esencial. La edición fue un poco precipitada, el boceto quedó como obra terminada. Mi amigo el compositor Claudio Baroni me dijo entonces "hay que confiar en los materiales". Espero hacer una transcripción a 35 mm de la edición definitiva, si el BAFICI lo aprueba.
Por otra parte sería injusto no reconocer los textos que David Oubiña y Eduardo Russo dedicaron a Heliografía, si bien no en la historia oficial del cine argentino, en la del video. Y el premio del festival francolatino de videoarte en 1994.
Estoy colaborando con Mónica Carballas en su investigación exhaustiva para reconstruir la historia del cine experimental de aquí. Soy como Funes el Memorioso.
Y poniéndonos sentimentales, en estos días me siento rejuvenecer y a la vez habiendo madurado al fin.
un abrazo
3 de septiembre de 2008 21:11



Las imágenes son todas fotogramas de películas de Claudio Caldini.

3 comentarios:

Fotografías dijo...

La imagen de la bicicleta es de "Heliografía", un film de Claudio Caldini. Acabo de volver a ver esta película, un corto de 5 o 6 minutos, después de muchos años de haberla visto por primera vez, ya no recuerdo cuándo ni dónde, aunque lo peor es que tengo una especie de falso recuerdo mutante, de haberla visto en el Instituto Goethe, pero posiblemente la haya visto en el viejo ICI de la calle Florida. Vaya a saber. Ahora, el mismo Caldini me pasó un dvd y, con cierta trepidación, me propuse verla, anticipando una posible decepción, en el marco a priori decepcionante de mi laptop. ¿Qué magia puede resistir eso? Sin embargo, se trata de una obra inflamabable, que trasciende cualquier contexto. Un viaje en bicicleta, por un camino de tierra en medio de un bosquecito, en algún lugar de la India, se convierte en una secuencia de imágenes deslumbrantes, donde estallan a cada cuadro la luz, la sombra, el movimiento, las texturas, incluso el sonido y hasta diría la música, aunque no tiene "música", pero el graznido de los cuervos, los pájaros, el ruido de la bicicleta... todo crea un efecto hipnótico, mágico... y a la vez te remite a la experiencia del ciclista, el mismo Claudio, pedaleando por ese caminito con la cámra de super ocho en la mano, y uno mismo siente que ha estado en esa bicicleta, o tal vez sea otra bicicleta, en algún lugar lejando de la infancia...

Pero las palabras...

Fotografías dijo...

Me escribe Claudio Caldini:

Andrés,
 
ayer volví a ver "Fotografías" (solo la había visto la noche del estreno en el Malba) con mi amigo Diego Amoedo. En un momento él se conmovió tanto que tuvimos que detener el dvd. Esto comprueba lo que te dije aquella vez, al contar una historia tan particular como la de tu familia, lográs la identificación del espectador con un tema universal. Y en la edición no hay nada que no sea substancial.
 
Gracias nuevamente por tu comentario de Heliografía, y por rehabilitar la página.
Lo que escribiste me recordó la nota que Oubiña escribió hace 7 años. Qué pluma la de David:
 

ESCRIBE DAVID OUBIÑA
Claudio Caldini: destellos de luz en estado gaseoso

Una bicicleta, su sombra proyectada sobre el camino y los sonidos de los pájaros reverberando entre las hojas. "Heliografía" quiere decir fotografía del sol. En efecto, Claudio Caldini despliega una escritura evanescente para registrar los destellos de la luz sobre un paisaje en movimiento. Los balbuceos de la refracción. El desplazamiento en estado gaseoso. Como en las célebres secuencias fotográficas de Eadweard Muybridge, el video Heliografía descompone el movimiento en una sucesión de precarios instantes y los pone a oscilar. (Es curioso: Muybridge solía firmar sus primeras fotografías con el seudónimo "Helios".) Aquí todo es más liviano que el aire: las formas se disuelven y los colores estallan sobre la pantalla como en una pintura impresionista. Por un momento, la imagen logra retener algo del orden de lo imperceptible. Caldini aprovecha el registro de la película de Single-8 procesada en video para explorar los límites expresivos de ambos medios. Originariamente pensado para consumo familiar, el formato de 8 mm pasó a ser, en los 70, el territorio de los realizadores de cine experimental. En treinta años, Claudio Caldini ha producido piezas únicas sobre ese soporte; no es casualidad, entonces, que insista en recuperar esa hipnótica textura desde la tecnología del video. En la infancia del arte encuentra un aliento de pureza para que la luz dibuje delicados arabescos en el aire.

pablo dijo...

Andres:
Gracias por los comentarios sobre Heliografia... que no vi, y posiblemente me resulte dificil ver, pero que ahora puedo imaginar, gracias a los comentarios... En un proyecto en el que estamos trabajando con Sarah Pia Anderson sobre bicicletas en Los Angeles hay una escena (que supongo deber ser) similar, blanco y negro, donde se ve el paso del suelo a la velocidad de la bicicleta, por eso me llamo la atencion. Me encantaria ver Heliografia cuando vaya a BA. La asociacion de la bicicleta con algun lugar lejano de la infancia tambien me parece muy interesante... yo paso mucho tiempo en la bicicleta, y es muy posible que parte del placer que me da venga de ahi. Gracias de nuevo.