miércoles, 5 de noviembre de 2008

Objeto indestructible



























En el Museo Reina Sofía hay una réplica gigante del metrónomo adquirido por Man Ray en 1923, a cuyo péndulo añadió la fotografía de un ojo. El readymade original medía 26cm de alto y se tituló "Objeto para ser destruido". Cuando Lee Miller, ayudante, musa y modelo del artista lo abandonó en 1932, Man Ray reemplazó la fotografía del ojo anónimo por una del ojo de ella y cambió el nombre del objeto a "Objeto de destrucción". Y en 1957 un grupo de estudiantes hizo precisamente eso al destruir el metrónomo. Una vez más, Man Ray cambió el nombre del readymade: "Objeto Indestructible". Por si acaso, en el museo hay guardia permanente.

4 comentarios:

alejandra almiron dijo...

Vaya tentación: ser estudiante, que te lleven a un mueso y romper algo valioso.
Lo más lejos que llegué: rayar con birome una butaca del planetario...

Fotografías dijo...

me gusta que alguien se tome en serio las provocaciones del arte

una tentación

Anónimo dijo...

destruirlo es parte del legado dadista

Fotografías dijo...

me impresionan estos comentarios que caen tres años después! cosas de la interné, Doña...