jueves, 10 de junio de 2010

El loco escultor


El falso escultor* de Roger Corman
("A Bucket of Blood", EUA, 1959)
c/Dick Miller, Barboura Morris, Antony Carbone, Julian Burton. 66’.

Una de las tantas paradojas que tiene el cine norteamericano de estudios es que siempre dio -como se dice- “el do” de una determinada época, atmósfera, aura si queremos. Por más que les pese a muchos, los mejores films “beatniks” no los hicieron los sótanos neoyorquinos de vanguardia sino -y una vez más- Hollywood. Éste y su gemelo La tiendita del horror trasuntan el más puro estilo o más bien actitud de ese sentimiento de época que más que otra cosa fue el momento beat. Claro que Corman no se limita a reflejarlo sino, como de costumbre, a ajustar las cuentas con tales actitudes. (Angel Faretta)

*También conocida como "El loco escultor"

HOY jueves 10 de junio a las 17:30
MALBA

¡imperdible!

También se puede ver en youtube (¿pero quién se aguanta un largometraje en youtube?)




4 comentarios:

Ernesto Ugarte dijo...

Comparto lo escrito, al 100%.
Saludos.

Fotografías dijo...

Es linda y paradójica la idea de Faretta pero en rigor no sé hasta qué punto corresponde atribuir así nomás el cine de Roger Corman a "Hollywood" y mucho menos a "los estudios". Tanto el dirigido por él mismo como el que produjo, con directores principiantes como Coppola, Scorsese, Bogdanovich, John Sayles, etc, por sus condiciones de producción se parece más al cine "independiente" que al de los grandes estudios. Aunque, por supuesto, se podría argumentar que su "bottom line" comercial lo emparenta más con Hollywood que con los "sótanos neoyorquinos de vanguardia".

Ernesto Ugarte dijo...

Hola Andrés: es una linda idea, y paradójica, ja. Desconocía que tenía esos discípulos, pichones de directores esos.
Habría que ver hasta que punto se parecen más al cine independiente, claro, independiente de la industria no son, como muy bien lo señalás al decir que su línea comercial se alínea (valga la redundancia) con Hollywood.
Anoche vi la movie "Sin lugar para los débiles", la tenía pendiente, y me pareció una obra de arte. Seguramente la viste, una fotografía infernal, sobre todo al comienzo en ese desierto inhóspito.
Ese cine me gusta mucho, me taladra las neuronas, y me hace soñar, con guiones y tantas cosas.
Saludos!

Fotografías dijo...

Ernesto: la palabreja "independiente" es un simple término de referencia. Corman mismo, sin duda, siempre se consideró un "outsider" de Hollywood, más próximo en espíritu a un John Cassavettes o un Orson Welles que a un David O. Selznik o sus descendientes. El año pasado le tiraron un Oscar Honorífico pero de lástima.

Los primeros minutos de "Sin lugar para los débiles" son, efectivamente, cosa e mandinga. Lo mismo el peinado de Javier Bardem también. Literalmente.