lunes, 14 de junio de 2010

Paraguay

Italia vs Paraguay fue mi primer partido del mundial (dejando de lado por supuesto el partido de la Argentina que no cuenta). Vengo con mucho trabajo y, de pronto, caí en la cuenta que, en medio de mis ocupaciones, el mundial -que tanto había estado esperando- ya había empezado... y yo me lo estaba perdiendo. Planté bandera y juré que al menos un partido iba a ver entero y en vivo. Una redundancia: es casi imposible ver un partido entero cuando ya se conoce el resultado. Esta mañana había pispeado un ratito de Holanda vs Dinamarca y me dió pena no poder verlo entero. Me gusta esa sensación de estar viendo un partido "objetivamente", sin calentarse demasiado por quién va a ganar. Igual, no fue el caso con Italia y Paraguay. C. se sorprendió de que hinchara por Paraguay: ¿y la sangre italiana? Pero yo, en el mundial, soy de la banda de "los hermanos latinoamericanos". Cuando Argentina queda afuera -cosa que en los últimos años sucede bastante rápido- hasta hincho por Brasil, en un acto de lesa argentinidad. Esta tarde hasta veía en Paraguay una semblanza de la Argentina. Ese planteo defensivo, especulando con la contra, es de hecho el que pensé que sería el de la Argentina, después de los ensayos exitosos con Uruguay en Montevideo y con Alemania en Berlín. ¡Qué alivio que esas casascas rojiblancas agolpadas en el área propia no fueran albicelestes! ¡Cómo se sufre aguantando el partido colgados del travesaño! Al final, entonces, ver jugar a Paraguay era como un simulacro inocuo de lo que es ver a la Argentina. Sufría, pero sufría poco. Por otra parte, la verdad es que Paraguay tiene muy poco. En el fondo, no tiene otra opción, mientras que ese mismo planteo, en principio, para la Argentina sería un desperdicio. No digo que fuera necesariamente menos efectivo que el juego ofensivo puesto en práctica el sábado. Pero el sufrimiento habitual en cualquier partido de la selección se vería potenciado por la frustración de no haber al menos intentado otra cosa, con los jugadores que teníamos. Lucas Barrios, por caso, centroforward argentino nacionalizado paraguayo, la gran esperanza paraguaya de gol, no entraría ni al combinado de cabotaje de Maradona (aunque si entró Garcé, entra cualquiera...) Eppur... ¿cómo puede ser que siempre nos cueste tanto ganarles a estos tipos? Bueno, Italia casi pierde. Si no fuera por un error insólito del arquero paraguayo, no sé si Italia llegaba al empate. Cuando un jugador paraguayo se inclinó a besar la pelota antes de ejecutar un córner, no tenía la más mínima duda dónde estaban mis simpatías. Al mismo tiempo que hinchaba por los hermanos guaraníes, descubrí que estaba disfrutando con la derrota parcial de Italia, como si se tratara de una buena "cucharada de su propia medicina". El juego mezquino y mediocre de Paraguay no era muy diferente del que condujo a los azzurri al campeonato mundial en Alemania hace cuatro años. Igual, pensé, el fútbol es así. Argentina fue posiblemente el mejor equipo del último mundial y quedó afuera en cuartos de final. Italia no fue ni de lejos el mejor pero ganó. No me sorprendería que este equipo italiano, todavía más mediocre que el último, llegue lejos e incluso, vuelva a repetir. Mientras que con la Argentina puede pasar cualquier cosa. Eso me pasó con el primer partido que me puse a ver objetivamente. Tal vez habría sido mejor ver Holanda vs Dinamarca. Aunque quién sabe en qué terminaba pensando. Fútbol: dinámica de lo impensado según la expresión clásica de Dante Panzieri.

12 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Ayer tuve la misma sensación que vos: me estoy perdiendo el Mundial; ipso facto apagué el celular y me ví enterito el segundo tiempo de Japón-Camerún. Hasta ahora este Mundial, aún más que los anteriores donde ya se insinuaba, evidencia la distancia cósmica entre la medida docena de países que tienen chances de ganarlo y los demás. Japón y Camerún me hicieron acordar al Central que no pudo zafar de la promción. Otra cosa: retomando el interesante tema del traje, confirmo por experiencia directa (uso traje a rayas cuatro días de siete) que, después de cierta edad (digamos los 35) es la herramienta más eficaz.

Fotografías dijo...

Según su cálculo, Barban, no llegar a las semi-finales ya es un fracaso, o un semi-fracaso, valga la redundancia. Ahí quedarían los cuatro mejores de los 6 con chances.

Sería un fenómeno inverso al del fútbol local, donde ha quedado ampliamente demostrado que gana cualquiera y que hastya los mejores equipos se van a la B (jaja).

Igual, como yo digo siempre, distancia o barrilete cósmico de por medio, hay que ganarles a los pataduras. Si no, preguntales a Inglaterra o a Italia.

Fotografías dijo...

En cuanto al traje, Ud tiene rodaje con traje, en cambio los hippies como López o yo siempre nos sentimos como sapo de otro pozo o mona vestida con seda y se nota que extrañamos el bluyín...

El Mellizo dijo...

ayer aposté 50 mangos en bwin al triunfo de paraguay, pagaba como 7.50, casi me hago unos pesines.
el muy buen dt y persona que tiene paraguay lo dijo muy bien anoche: "al no tener la calidad de jugadores de otros equipos lo nuestra pasa pura y exclusivamente por el rendimiento colectivo". una mala salida de villar fue el empate, si no podían jugar tres horas que no le hacían un gol.
lo veo a paraguay en cuartos, tranquilamente.
andrés, sobre le concepto de "patadurismo" tendríamos que discutir un rato, ya que se trata -casi como la democracia- de una de las palabras con mayor índice de polisemia en el mundo.
abrazos.

Tommy Barban dijo...

Hoy ví el primer tiempo de Nueva Zelanda contra Eslovenia (o era Eslovakia?) y ratifico lo dicho, hasta ahora este Mundial lo juegan ocho, los demás son sparring. En comparación los équipos "débiles" como la Suecia que nos nedjó afuera en el 2002 eran el Ríver de Didí.

Lucio dijo...

A Paraguay es muy dificil ganarle pero al Miami tiempo a Paraguay le cuesta un Peru (valga la...) ganar un partido. Igual, creo q la Argentina del 90 llego bastante lejos con el Miami "problema".

Lucio dijo...

Al MISMO tiempo
quise decir

Lucio dijo...

y el MISMO problema...

Anónimo dijo...

Coincido, hasta ahora es un mundial muy cerrado y los partidos hasta ahora son malos. Argentina, después de Alemania es la que mejor impresión me hizo.
Andrés, yo a pesar de tener sangre española y rusa nunca hinché por esos países en los mundiales, y menos que menos por los españoles, así que entiendo que no hagas fuerza por los tanos, pero Brazil???!!!!!!

TommyBarban
"En comparación los équipos "débiles" como la Suecia que nos nedjó afuera en el 2002 eran el Ríver de Didí."

Mirá que el River de Diodi era muy blandengue, muy gallina y no ganó nada

Fotografías dijo...

Mellizo: Qué triste (pero realista) el comentario del Tata. Me imagino la cara de los jugadores paraguas al escucharlo...

Discutamos el rato que quieras sobre el concepto de "patadurismo". Para mí, es como una abreviatura para hablar de los equipos, como Paraguay, Corea, etc, que NO PUEDEN tener un plateo ofensivo porque no les da el piné. Después, hay otros equipos, como Italia, que juegan parecido PORQUE LES GUSTA, pero se nota otro podería latente y otra sufuciencia en el juego. No sé, tal vez sea un concepto un poco subjetivo.

En cuanto a la palabra "democracia"... salvo en casos como "Repeublica Democrática Alemana" etc, creo que no hay demasiada discusión sobre lo que quiere decir. O me equivoco?

Fotografías dijo...

Lucio: me parece que tenés ganas de irte a Miami. De paso, comprate un teclado nuevo.

Fotografías dijo...

Tommy: me encantó la referencia al "River de Didí". ¡qué viejos que estamos! pero ojo que aparece Mr Memory y te recuerda que ese equipo no le ganó a nadie...

Eslovenia? Eslovaquia? Malditos comunistas me cambiaron el mapa!

Klaus: cómo viste a Brasiú?