jueves, 15 de abril de 2010

BAFICI 2010 (6)

Tengo miedo que se pase por alto la presencia tal vez más importante de este BAFICI, la del gran cineasta japonés Kazuo Hara, que está acá para presentar un ciclo de sus increíbles documentales -a veces literalmente increíbles- importados via el Foro de Berlín. Anoche vi el que me faltaba de los tres que se están dando, en inglés, A Dedicated Life, un documental de dos horas y media sobre un escritor mentiroso enfrentado con la muerte (foto arriba). Lo dicho: increíble. Extreme Private Eros, Love Song, de los años 70 -bien de los años 70- es uno de los documentales más bizarros y extremos que haya visto (el título no miente). La novia del cineasta lo deja y se va a vivir con una mujer. Hara la persigue con su cámara, asistido por su nueva novia que maneja el micrófono, filmando escenas muy íntimas, como el momento en que la mujer, ahora embarazada de otro, da a luz, todo filmado fuera de foco porque, como explica el mismo Hara, "estaba muy nervioso para hacer foco". En otro momento, Hara mismo se pone a llorar delante de la mujer, frente a cámara, rogándole que vuelva, con su nueva novia grabando sonido impávidamente. Sí, incréible. Pero la más extraordinaria de todas es The Emperor's Naked Army Marches On, en la que Hara sigue durante años a un ex combatiente que lleva adelante una misión personal, la de denunciar al Emperador Hirohito por crímenes cometidos durante la segunda guerra mundial y, tal vez, asesinarlo. La vi hace unos años en Nueva York, presentada nada menos que por Susan Sontag, que la declaró una de sus películas favoritas de todo tiempo y lugar. Hay todavía oportunidad (creo que el sábado) de alcanzar a ver algo de la obra -absolutamente única- de Kazuo Hara y, tal vez, conversar con él. No se la pierdan.
-Andrés Di Tella

4 comentarios:

girlontape dijo...

gracias por la recomendación fotografias!

CF dijo...

Excelente tu blog !!! Felicitaciones

Firbinski dijo...

Después de tu increíble descripción de esos increíbles documentales, corro a a buscar las películas. No he visto ninguna. En Netflix encontré 4. Las tres que tú mencionas, más ésta:

Goodbye CP (1972)
In a culture that prizes conformity, suffering from a debilitating illness with all sorts of outward physical manifestations is doubly hard -- a fact director Kazuo Hara hammers home in this documentary about Japanese sufferers of cerebral palsy. Shot in a harsh style (with out-of-sync sound and grainy black-and-white photography), the film lets its subjects tell their own stories -- in the process revealing much about Japanese society.

Sebastian Elsinger dijo...

Pude ver incompleta A dedicated Life, pero completa Extreme Private Eros y me pareció increíble, muy buena, todavía la estoy procesando. Además de la escenas que comentas que son las principales me gustaron mucho la escena de Miyuki y su hijo despidiéndose desde el barco en su viaje a Okinawa o las Stripers bailando la canción I Gotcha de Joe Tex que son tal vez mas hermosas por lo rustica de la fotografia.