lunes, 23 de febrero de 2009

Ya lo ves, la vida es así...


La canción fue siempre la patria del kitsch y, por suerte, ese territorio liberado se extiende como mancha de aceite en el mar del buen gusto. La otra noche fuimos al Konex a ver/escuchar a Carlitos Casella cantar, con los arreglos sublimes de Alejandro Terán, un repertorio de canciones kitsch --en realidad, casi todas canciones de mujeres abandonadas-- cantadas con humor pero también con gran sentimiento. Entonces, uno se pregunta, ¿dónde quedó el kitsch?

Ya lo ves, la vida es así.
Tú te vas y yo me quedo aqui.
Lloverá y ya no seré tuya.
Seré la gata bajo la lluvia
Y maullaré por ti.



1 comentario:

edgardo dijo...

Yo estuve en la última presentación de febrero de Casella. Lo vengo siguiendo desde Guarania Mía, el extraordinario show que hizo en El Portón de Sánchez hará dos años, o tres, y tengo una admiración enorme por su trabajo. Al final me acerqué a saludarlo y le pregunté para cuándo el CD. Minutos más tarde, al alejarme, me di cuenta de que un CD sólo dará la parte sonora del espectáculo, cuando el movimiento, la gestualidad y los mínimos juegos que Carlos hace con su ropa son imprescindibles. Andrés: ¿qué tal si lo registrás con tu cámara "que no duerme" y un buen sonido? Pensalo.
Best always, E.