jueves, 29 de enero de 2009

La hermana de Güiraldes y el canillita

por José Rivarola

Hola Andrés: Estos días pasados en Ibiza eran para que vengas corriendo con la cámara, las olas tapaban islas de más de 15 metros y el viento estiraba los árboles y era poético y a la vez te hacía pensar en el fin del mundo y esas cosas reconfortantes cuando se supone que si explota esta pera nos vamos todos de un saque y a otra cosa mariposa. De todos modos sé que en algún momento vas a venir, con o sin cámara, pero estaría bueno verte de nuevo con la digital con cuidado de que el sol tan fuerte del mediterráneo no te arruine las tomas. Aquí te envío otro fragmento de la impredecible Madame Mamita donde figura el dialogo y el comentario que con Rama tuvimos sobre Lolita (hermana de Ricardo Güiraldes) y la anécdota del encuentro de sus hijos con Antín. Hay un cambio curioso en Rama que se refleja en sus protestas. La secuencia (hablo en términos cinematográficos) empieza con mis comentarios sobre Rosaura, la novela rosa que Guiraldes se mandó como regalo a Lolita ya que su padre le censuraba las otras novelas por tener un alto grado de erotismo. (¡Mama mía!)
fuerte abrazo
José


Fragmento de Madame Mamita

Hay un sarpullido de adjetivos empalagosos, cuesta leerla en estos tiempos, pero uno debe ir hacia 1914 y meterse en el sentir de un joven romántico, aunque ya tenía suficiente madurez después de todo lo que trajinó por Europa y Asia, para escribir estas cosas. Pero bueno, no juzgar, no era para mí, era para su querida hermanita, y la pobre Lolita habrá llorado piscinas. Años después, Lolita se casó con un personaje de la Aeronáutica argentina, Vicente Almandos Almonacid, un piloto fuera de serie que en 1913 se enrola en la Legión Extranjera y más tarde se convierte en un héroe de la guerra del 14, ascendiendo a sargento de la Aeronáutica, condecorado por sus hazañas en el combate con monoplanos. Muchos años después ofrece sus servicios de piloto de guerra al Paraguay en la guerra del Chaco, y era tal su fama que, según cuentan, los paraguayos lo recibieron como el mesías. Almonacid fue compañero de vuelo de Roland Garros, de Jean Mermóz, y de Antoine Saint Exupery.

Tuvo con Lolita cuatro hijos, Esmeralda, Vicente, María y Ricardo. Cuando apenas la mayor de los hijos tenía siete años, Lolita se fugó con su amante, un vendedor de diarios, lo que en Argentina llaman “un canillita”.
−¡Se fue con el canillita! – Rama al contármelo abrió sus ojos de pájaro escandalizado.
−Qué bueno.
− ¡Cómo qué bueno! ¡Fatal! Una vergüenza para toda la familia.
Por unos instantes Ramachandra Gowda fue Ramu Güiraldes, y señaló el escándalo con dedo de barrio norte.
−Pero Rama, esa mujer era una romántica, imagínate lo aburrida que tendría que estar, y lo que le ofrecía el canillita, ¿te das cuenta?
− ¡No! ¡No me doy cuenta de nada! No sabés cómo lo hundió a su padre, no te das una idea del daño que hizo al pobre Tatita con esa barbaridad. ¡Lo destrozó! Hay que pensar en los demás y no tanto en uno mismo.
−Cuando hay amor no se piensa en nadie.
−Ese no es amor, es attachment (levantó ahora el dedo de brahmin).

No dije nada. Lolita tenía palpable el mismo corazón que cuando leyó Rosaura, y le habrá quedado la imagen de la pobre chica de pueblo triturada por la locomotora del tren donde iba el rico viajante coqueteando con su nueva novia. Entonces, después de años y seguramente después de varias lecturas de Rosaura que su hermano le dejó como Biblia, comprendió que su destino era ese hombre que vendía los diarios en la esquina, y ¡qué ovarios! Hay que conocer esa sociedad para tener una ligera idea de lo que enfrentó esta mujer. Lo que nunca hubiese imaginado es que Rama, “el intruso”, reaccionaría como un rancio.

Habría que pensar en los mitos, ver esta historia en los mitos asiáticos y griegos. La historia de la niña rica que se va con el hombre pobre está marcada en las estrellas y se repite en todos los países, en todas las épocas, hasta en los culebrones mejicanos, y también venezolanos. Pero la vida en sus vueltas de espiral da encuentros mágicos que ya tiene preparados, porque no puede ser casualidad lo que me contó Rama esa noche que discutimos el affaire de Lolita.

−Pero mirá las vueltas que da la vida y como el universo se ríe componiendo las cosas. Y una vez mi hijo Marcos y Amaranath, mi sobrino el hijo de Kiti, andaban viajando por el sur y en Puerto Madryn se metieron en un hotel, se registraron con el nombre de Gowda y cuando estaban comiendo en el restaurante viene el dueño del hotel , un viejo de pelo blanco y arrugas por toda la cara, y les pregunta, ¿ustedes que son de Ramachandra?, ¡Hijo! exclama asombrado Marcos. Yo soy Antín y mi esposa era la hermana de Ricardo Güiraldes.

No te das una idea, fue como si los iluminara un relámpago, y ahí mismo en el restaurante se armó todo un revuelo de lo más familiar, salieron los hijos, destaparon vinos, el viejo sacó un champán y en el medio de la mesa los hijos se sintieron primos y por ahí andaba el Ricardo Antín que había sido esposo de Esperanza.
−Ya era hora que dejaran de llamarle el canillita y darle su verdadero nombre.
−Hay un montón de cosas que no entendés –me dijo con gesto enojado.

foto: Ramachandra Gowda en su cabaña de Epuyén, trabajando interminablemente en su edición (inconclusa) de los papeles inéditos de Ricardo Güiraldes.

50 comentarios:

Anónimo dijo...

A José Rivarola: que tal soy miguel antin nieto del dueño del hotel, lo que uds ah publicado es mentira quiero referirme a uds con respeto pero los acontecimientos que cuenta en el articulo no fueron de esa manera, el mismo "rama" estubo con mi familia y dejo varias cosas a forma de agradecimiento ni si queiera se le cobro alojamiento. Estoy armando la respuesta con mi abuelo y le dejare por esta via como fue el encuentro ya que se equivoca peligrosamente en nombres de la familia y en los hechos. el canillita era mi bis abuelo y no se encontraba vivo cuando rama fue a puerto madryn. La verdad me llamo la atención como a toda mi familia, en estos dias le enviare por aca la respuesta, tanto lolita como el "canillita" sin desprestigio, son mis bis abuelos. saludos Miguel.

Fotografías dijo...

Querido Miguel: en primer lugar, te pido: calma. Aqui nadie está "mintiendo". Y, de parte de José, me consta, sólo hay muchísimo trabajo y un gran esfuerzo de reconstrucción de hechos e historias qué él no vivió pero que quiere rescatar. Y, desde ya, sólo buena leche. Espero, entonces, que sea tomado como tal, y con el respeto que se merece, te lo pido por favor.

José me mandó este texto, basado en sus conversaciones con Ramachandra, simplemente porque le conté que te habías comunicado conmigo a partir de "Fotografías". Y en el texto de José no hay sino admiración por tu abuela, o bisabuela, Lolita y por el desafío que representó en su momento, en su época y en su contexto social, "escaparase con el canillita". Y, justamente, reivindica claramente al "canillita" que tal vez fuera despreciado en algún momento por los prejuicios de la época.

Puede ser que haya alguna equivocación en nombres y circunstancias, no sería de extrañar en una conversación que tuvo lugar muchos años después de los hechos. Es posible que se haya confundido Ramachandra o es posible que se haya producido algún malentendido cuando él le transmitió la historia a José. Hasta es posible que Ramachandra haya preferido contar las cosas a su manera, por sus motivos que ya difícilmente podamos conocer, haciendo que fuera su hijo, en vez de él mismo, el protagonsita de la historia. Pero de ahí a decir que es "mentira" y ofenderse, por lo que adivino del tono de tu comentario, hay un largo trecho y espero que puedas recapacitar.

Eso sí, estoy seguro que, tanto José como yo mismo, aguardamos con expectativa la versión de los hechos que nos puedas acercar. Como amigos que fuimos de Rama y fanáticos de todo lo que tenga que ver con Güiraldes, esperamos tus próximos comentarios que serán más que bienvenidos.

Gracias por tu comprensión.

José dijo...

Hola miguel, yo soy José Rivarola el responsable de ese fragmento del libro que escribí sobre Rama. Evidentemente hay un error que bien haces en corregir, el caso es que en esas noches de la cabaña de Rama, entre tantas anécdotas, no estoy seguro si él me contó la historia de esa manera o yo la mal entendí. Pero el encuentro que me refirió no es el de Rama con tu familia sino el de Marcos, hijo de Rama y Amaranath su primo indio que vive en California y que, según me contó también Marcos, de casualidad cayeron esa tarde en el hotel de tu abuelo. (ya me parecía por el tiempo que transcurrió que en supuesto caso tu bisabuelo tendría que ser muy viejo)
Como el libro no ha sido publicado hay tiempo suficiente para corregir ese error y de paso te pido disculpas por esta confusión. Por otra parte a tu bisabuelo, de quien repito lo que le dije esa vez a Rama y a otra persona que vive en Arco, “ya es hora que dejemos de llamarle el “canillita” le tengo no solo un gran respeto sino una profunda admiración, y tu bisabuela Lolita como lo hago saber en ese fragmento fue una mujer de gran coraje. Solo los que tienen idea de lo que era la sociedad en esa época, pueden medir su grandeza.
Te agradeciera te comuniques conmigo, Andrés puede darte mi mail, para darme tu versión de los hechos y no haya más confusiones.
Un saludo, y espero conocernos un día
José Rivarola

Fotografías dijo...

Perfecto. Hecha la aclaracion. Muchas gracias, José. Ahora, esperamos más noticias de Miguel...

Anónimo dijo...

hola la verdad me puse contento con el comentario!!! la verdad no me enoje para nada es mas yo tambien me intereso mucho por la historia lo que me parecia raro es que se hable de los hijos de rama, cuando en realidad fue él mismo, con algun hijo, comprendi muy bien el mensaje alentador de josé hacia lolita, los ovarios.
Luego al terminar se habla de un Ricardo Antin casado con Esperansa, eso esta mal es Pablo "yapi" antin, Ricardo es mi tio él fue el que más hablo con rama cuando estubo en el hotel, dejandole un libro. Mañana lo veo a mi tio para preguntarle bien los hechos desde ya es muy gracioso como mi abuelo al principio no lo queria alojar por su "aspecto" y luego de charlar unas palabras me dijo "me parecio muy educado y buena persona" rama ya se estaba llendo y mi abuelo lo llamo diciendole que se equivoco, le quedaba una habitacion libre...todo esto sin saber aun quien era y asi sigue. Mañana espero poder hablar con mi tio me gustaria tener el mail de josé para enviarle la secuencia o nose si por aca. Perdon al llamar mentira, pero me parecio muy raro, a propósito este materia se iba a publicar? no sabia bueno me gustaria saber para comprarlo mas adelante ya que me entusiasma tambien mucho la vida de Ricardo guiraldes. Bueno gracias como siempre, perdon por este tiempo sin contestar pero el jueves me voy a bs as y me acorde tarde de varias cosas. Tambien si falte el respeto con mi comentario, un saludos afectoso... Miguel.

Anónimo dijo...

José muchas gracias la verdad me da algo de verguenza haber llamado "mentira" pero eso me salió en el momento estoy segunro que me entendes, es la pobre literatura del siglo 21 jeje. Disculpas. La verdad me encantaria contarte un monton de cosas sobre Guiraldes, ademas de este encuentro con rama, imaginate que es una vista lejana, comprendiendo en el medio un monton de cosas contadas por mi abuelo. pero bueno es muy lindo compartirlo y mas con alguien que sepa del tema. Tambien, de dibujos de Ricardo que le dejo lolita a sus nietos, mi padre me regalo el de el y bueno cosas asi por eso te digo de un lugar o vista lejana.
nos hablamos...
saludo afectuoso
Miguel.

José dijo...

Te comprendo Miguel, es común dar un zarpazo cuando las cosas no están claras. A me suele pasar, y al que no le pasé que nos de la formula. Por otro lado el caso se está poniendo interesante porque de verdad hay dos visitas al hotel de tu abuelo, una la de la Rama, que yo desconocía aunque tal vez me la haya comentado por encima en nuestras charlas de Epuyen y yo no presté atención. Andrés te puede decir cómo era Rama hablando, había que estar con todas las antenas porque era un artista en la velocidad de cruzar historias. De todos modos me interesa este encuentro de sobremanera y te agradezco me hagas saber más sobre esto
El otro encuentro que me contó no solo Rama, sino Ana Fernández ex mujer de Rama y el mismo Marcos Gowda en Córdoba, es la que me refiero cuando Marcos con Amaranath llegaron al hotel sin saber donde iban. Lo que me intriga es cual de los encuentros se dio primero. Pregúntale a tu abuelo si recuerda este último.

Exactamente es Yapi Antín, yo lo tengo con ese nombre en el libro.

Ricardo Guiraldes, tu tío bisabuelo, (¿se dice así?) se buscaba a sí mismo arremetiendo a pechazos, fue lo que en la India llaman un tántrico, alguien que para encontrar la libertad interior se mete en el barro y sale bellaqueando con gran coraje hacia un vacio porque sabe que allí se encuentra lo que busca. Y este verdadero Güiraldes, oculto bajo una capa de aburridos tradicionalismos, es la figura que Rama pasó toda su vida intentando reflotar. Herencia que me ha dejado y que he cumplido a medias, porque en este libro terminé reflotando también a ese personaje único que fue Ramachandra Gowda.
Yo vivo en España y no sé cuando iré para Argentina, pero por el momento podemos comunicarnos por el mail que Andrés te lo puede pasar.
Un saludo afectuoso
José Rivarola

Anónimo dijo...

hola josè, puede ser q no solo fue una visita al hotel, mi abuelo recuerda a rama solamente, te averiguo.
Si el "yapi" se llama Pedro Pablo antin, actuò en la pelicula Don Segundo Sombra de manuel antin, canta en la escena del fogon, seguramente la viste. bueno yapi y mi abuelo michael son los dos unicos hijos que lolita tubo con el canillita el "tata" como le deciamos nosotros aca.
bueno espero tu mail nose si andres me lo pasara por aca?.
Otra cosa mi abuelo me conto que ellos con sus hermanos del otro matrimoño con los cuales simpre se llevo muy bien me dijo que "mamita" le llamaban todos a su abuela es decir la mamà de Ricardo guiraldes, tiene muy bueno recuerdos de sus abuelos,su niñez en la porteña convivian muy bien los guiraldes con los antin asi me dijo. ja como tambien silvina ocampo es su madrina (muy amiga de lolita) y de chico lo bestian de marinerito para llevarlo a la villa ocampo y tenia q quedarse calladito y quieto, cuando a èl le gustaba jugar a la pelota en la vereda ajaja es gracioso a uno que le empiesa a gustar la literatura se entera de estas cosas y le llama la atenciòn. bueno un abrazo
nos hablamos...
saludos
Miguel.

Anónimo dijo...

Hola Andrés podrías pasarme el mail de José para mandarle lo que escribí del encuentro con rama.
Perdón por lo imperdonable, los horrores de ortografía cometidos anteriormente en comentarios los acabo de leer ja.
Saludos

Miguel.

Fotografías dijo...

Miguel

pasame tu email y te envío el de José. Me alegra que se hayan entendido con José.

Respecto de los horrores de ortografía, es difícil evitarlos aqui...

saludos

Andrés

Anónimo dijo...

hola Andrés mi mail es miguel_antin@hotmail.com, ya estoy en bs as asique estoy conectado permanentemente, ja cosa que intento evitar en madryn espero tu mail...

Saludos

Miguel.

Fotografías dijo...

Miguel: Tenés correo...

Anónimo dijo...

si si gracias Andrés ya lo vi, apropósito hoy voy a ir al yenny del alto palermo para ver si esta "fotografias" espero conseguirlo si sabes de algún otro lugar seguro, por favor avisame.

Gracias

Miguel

Fotografías dijo...

Ayer, de casualidad, la vi en el Yenny/Ateneo de cabildo y Juramento... ¡a 19 pesitos! ¡dos películas!

Después no dejes de contarme qué te pareció. Juro que no me ofendo, eh...

Paul dijo...

Nos quedamos esperando el comentario de Miguel a Fotografías.
¿Saldrá este año el libro de Rivarola?
Abrazos

Paul dijo...

Un dato que encontré curioso. En la Historia literaria de Anderson Imbert, éste se refiere a Don Segundo en clave que revela quizá una lectura hinduista de la novela de Güiraldes: "Aunque lo vemos en su avatar de resero trabajador y civilizado no es un hombre contemporáneo sino 'algo que pasa' ", dice. La palabra "avatar", originalmente del sánscrito, me parece que significa "reencarnación". Tal vez una sutil referencia al mundo de lecturas e intereses de Güiraldes.

Fotografías dijo...

Paul: TODOS (es decir, tres o cuatro chiflados en todo el universo) estamos esperando el libro de José Rivarola...

Sugerente la frasesita de Anderson Imbert. "Avatar"... Puede ser... ¡pero no creo!

No sé si sabés, se publicó recientemente el "diario" de Güiraldes:

http://fotografiasdeandresditella.blogspot.com/2009/02/diario-en-que-toda-literatura-este.html

Y, por lo visto, empieza a haber una nueva lectura de Güiraldes, desprovista tanto del corset folclórico como de los otros viejos prejuicios sobre "el estanciero que escribía" etc.

Anónimo dijo...

Leo este post y en algún lado me lleno de Rabia. Es verdad que Lolita fue feliz hasta su muerte e hizo a su nueva familia muy dichosa.
Pero que fue de la vida de sus cuatro hijos abandonados?
Acaso pensó en el dolor infinito que les causó para el resto de sus vidas?
Lo digo por que quien escribe es la hija de Ricardo Almandos Almonacid, su hijo abandonado.
El hombre que jamás pudo amar sin desconfiar, el hombre que jamás pudo darle estabilidad a nadie (me incluyo, así q hasta yo la sufrí a Lolita...) gracias a su inmenso dolor jamás curado, gracias al peor abandono sufrido...El de una madre.

Muy linda la historia de Lolita, muy romántica pero demasiado egoísta y mala madre para mi gusto.
Santa o demonio?
Todo depende de que lado se mire, no?
Saludos.
Me gusta mucho tu blog!
Besos.

Milagros Almandos Almonacid

Fotografías dijo...

Estimada Milagros: en primer lugar, un gusto tenerte por aqui de lectora. Tu comentario nos recuerda, por si hiciera falta, que todas las historias tienen por lo menos dos formas de ser vistas. Lo valioso de la iniciativa de José Rivarola es que se tomó el INMENSO trabajo de investigar y rastrear a muchas de las personas involucradas en la historia y, después, volcó su punto de vista apasionado sobre la misma. Mucho más no se puede pedir, creo. También hay que tener en cuenta que se trata de una obra literaria y que cada incidente o personaje retratado también cumple una función simbólica. José, en ese sentido, creo que rescata las pequeñas o grandes rebeldías que va descubriendo en el camino. Tal vez sea esa su forma de hacer, al final, un autorretrato...

Seguimos a la espera de la publicación de su Madame Mamita.

Parafraseando mi alma dijo...

Hola otra vez, recién leo tu respuesta.

No dudo del buen trabajo de José Rivarola, es más, espero su libro y poder leerlo!
Que yo opine desde el otro lado de la historia sobre mi abuela, no quiere decir que sea una necia.
Sin dudas en algún lado comprendo su fuga, me corrijo...COMPRENDO Q HAYA HUIDO, pero no que abandonase a sus hijos.
Es que si hubieras visto el dolor en los ojos de ese roble grandote q era mi padre cuando yo preguntaba por mi abuela...
Jamás recibí respuesta porsupuesto, así que me interesa saber sobre mi abuela, me gusta leer sobre ella y conectarme con parte de la historia que me fue negada.
Cabe aclarar que a pesar de casi no tener contacto con los Antín, salvo virtualmente gracias al Facebook.Les tengo muchísimo cariño.

Un placer leerte y gracias por responder mi anterior comentario.

Hasta siempre.

Anónimo dijo...

Hola milagros,
Cuando leí tu comentario no pude menos que ponerme en tu lugar, comprender el dolor y entender tu postura tan clara y difícil de sobrellevar.
Te cuento que el libro “Madame Mamita” que por ahora descansa en un agente literario de Barcelona y que solo el dios de las letras sabe cuando su compañero el demonio le permitirá salir a la luz, trata de lo que me ocurrió en cuatro años desde que conocí a Ramachandra Gowda en el sur de la India hasta su sorpresiva muerte en agosto del 2005.
A través de un laberinto de personajes y situaciones viajé tres veces a la Argentina en los años 2003, 2004, y 2005. Entrevisté a miembros de la familia Guiraldes en San Antonio de Areco, en Buenos Aires y estuve largas temporadas en una casucha de la Patagonia grabando la vida singular de Ramachandra Gowda, este personaje de Bangalore que Adelina del Carril “Mamita” viuda de Ricardo Guiraldes, lo llevó de la India a Buenos Aires en 1951 comprometiéndose en una clausula a devolverlo a sus padres al cabo de un año: nunca en vida de ella Rama regresó. Allí quedó varado, como una planta arrancada del trópico para que crezca en un país opuesto, no solo en distancia sino en cultura y costumbres Se casó, tuvo cinco hijos y a la muerte de Adelina del Carril se recluyó en la Patagonia dedicando el resto de su vida a reflotar la obra censurada de Ricardo Güiraldes. El síndrome de abstinencia que me llevó a escribir esta historia responde a la identificación con dos países India y Argentina que tanto en Rama como en mí, se grabaron en los huesos. Posiblemente sea esta la referencia que hace Andrés de un autorretrato, no solo en la rebeldía. Aparte del episodio sobre tu abuela que se lee en el blog de Andrés, hay otro casi al final del libro cuando Cecilia Smyth, encargada del museo Guiraldes de Areco, me enseña el busto de una mujer bellísima, yo le pregunto quien hizo esa escultura y Cecilia me dice “el turco Lagos, ¿sabes quién es ella”, no, respondo “Es Lolita”, Ahí quedo pasmado ante el arte del escultor que descubre en el mármol el romanticismo poético en el semblante de Lolita.
Recuerdo sin embargo otro semblante diferente, la mirada grave de tu tía Esmeralda cuando con Andrés le preguntamos si recordaba a su madre. ¡No sé nada de ella!, respondió con tono seco y triste.
A tu padre Ricardo Almonacid, lo conocí una noche en la pulpería “La vuelta del Gato” en las afueras de Areco, un año antes de su fallecimiento. Me lo presentó Manuel Guiraldes. Vi en él un hombre triste, como derrotado, que coincide con lo que dices de su imposibilidad de amar. Me remito ahora al concepto hinduista “karma”, tan tergiversado en occidente, significa acción que involucra todas sus consecuencias. De modo que una acción en el presente desata un encadenamiento de efectos cuya repercusión pude alcanzar siglos en el futuro. Hoy en día tú y tus hermanos sufren una acción del pasado cuando tu abuela Lolita eligió su destino de mujer. Como bien dice Andrés toda historia tiene dos formas de verse, (o muchas más). Un lado, la Lolita condenada por no acercarse a sus hijos, llevarlos a que vean su nueva vida, como tantos separados hacen hoy en día. Y por otro lado, y entonces, y en esos tiempos, ¿le habrían dejado acercarse? ¿Le hubiesen permitido ver a sus hijos? Dos personas me dijeron que su padre Manuel “Tatita” Güiraldes, le cerró las puertas para siempre. No seguí averiguando sobre el asunto porque mi tema era otro. Pero sería un trabajo loable investigar lo que ocurrió. ¿Por qué una mujer con tanta sensibilidad no vuelve a ver a sus hijos? Tal vez los Antín mayores que todavía viven puedan dar algo de claridad sobre ese supuesto abandono para saber que ocurrió con esa mujer “santa o demonio” como la defines en tu primer comentario, y de este modo desatar el nudo del karma, borrar el trauma. Resolver el pasado para librarse en el presente.
Te saludo con afecto
José Rivarola

Parafraseando mi alma dijo...

Muchas gracias por tus palabras Jose.
Mantenenos al tanto del destino de tus letras. Espero que pronto salgan a la luz.

Besos y nuevamente gracias.

Anónimo dijo...

Hola gente me encuentro de nuevo en este blog amigo. Soy bis-nieto de lolita Guiraldes y nieto de su hijo con vida que se llama como yo, Miguel Antin. Mi abuelo no la paso nada bien, tampoco su hermano el famoso "yapi" que transitó por los mismo caminos de su hermano o hermanastro (para que se entienda) Ricardo Almonacid.
Mi abuelo se alejó de Areco, sin pedir nada a cambio y se refugió en un pueblito de la Patagonia (buscando independencia). Lo que es hoy Puerto Madryn. Donde lolita vivió sus últimos años, tuve el valor de preguntarle hace un tiempo por el "supuesto” abandono. Me dijo que no fue así, siempre visito a sus hijos o ellos su casa en Castelar, donde vivía con Antin. La relación con lo hijos de la otra familia era buena, tan asi que el viejo antin el “canillita” le regalo a Vicente A.A hijo, un cuadro original de Figari que tenía en su casa.
Luego lolita se separó de él. Vivió en el sur con mi abuelo criando a mi papá y mis tíos. Me llena de orgullo su vida. Y de lo que estoy seguro es que amaba a sus hijos. Alguna vez al recordar la muerte de su hermano Vicente A. A mi abuelo dijo: “menos mal que mamá ya no vivía si no hubiera sido perderla a ella también”, por la muerte de uno de sus hijos.
Renuncio a todo, a gran parte de su herencia y lo que dejo en herencia fue para los Almandos Almonacid, pidiéndoles a sus otros dos hijos (los Antin), que nunca la reclamen, tiempo después, mi abuelo firmo ese papel y es el día de hoy que dice haber respetado la palabra de su madre. Que económicamente lo desfavoreció enormemente.
Mas allá de esto le quiero decir, a Milagros, por la cual tengo una gran simpatía y hemos hablado vía facebook varias beses.
Mi abuelo tenía un relación hermosa con sus hermanos, antes que muera Ricardo A.A ...éste le dijo "vos sos mi único hermano" lo recuerda con cierta tristeza y admiración. Lolita no quiso abandonar a nadie, a todos nos pasan cosas sin mucha explicación, pero buscar en alguien que vivió tanto, culpa o reproches no lo veo bien. Tuvo muchísimas ansias de vivir, amar y se la jugó como las grandes personas. Soy un apasionado por su vida. Investigué durante años, no escuche una campana sola, es más, del lado de mi familia estaba bastante silenciada. Me encontré con sorpresas, en esa búsqueda, apareció Rama, Andrés, Rivarola, Milagros y gente que siempre suma, cuando se trata de reconstruir una “historia”. Hoy en día quedan solo dos hijos de Lolita: Esmeralda y Miguel (mi abuelo).
Milagros, creo que alguna vez te lo dije, mi abuelo es tu tío y le encantaría a él poder contarte sobre tu padre, abuela y conocerte (si es que te interesa). Tal vez, de esta manera podamos comprender mejor y con el tiempo sanar heridas que todos llevamos.
Un saludo afectuoso.

Miguel.

Parafraseando mi alma dijo...

Querido Miguel, me debes una cerveza o crees que me olvide? jaja
Siempre quise conocer a mi familia y por supuesto sería un placer enorme conocerte ya mi tío también.
Pero la verdad Miguel...Por mas rómantico y heroico q lo pintes, el abandono es abnadono y duele enormemente.
Tanto q mi padre REPITIÓ casi la historia...
Por eso agregué en lso comentarios que "comprendo q haya huido" Pero no que haya abandonado a sus hijos.
Jamás dije que esto no le causase dolor!!! Debe haber empapado la almohada mil noches seguidas pobre Lolita, pero esto no borra el dolor en sus hijos. O al menos hablo de mi padre.
Besos y sigo esperando la cerveza ;)
Millie

Fotografías dijo...

Estimados Miguel y Milagros: sólo para decir que es un privilegio que me emociona que este foro se convierta por momentos en el lugar de correspondencia en la gran novela familiar de los Güirlades (de la que, indirectamente, ya me siento parte...)

cariños a ambos!

Andrés

Martin B dijo...

qué historia! queremos más!

Parafraseando mi alma dijo...

Hola Andrés!!
Pido disculpas por usar tu espacio, cada tanto me doy una vueltita y encuentro nuevos comentarios y yo respondo, me meto, charlo, investigo...jejeje.
Perdón y GRACIAS!
Me gusta tu casa y paso cada tanto de visita.
Prometo volver después de encontarme con Miguel por primera vez a contarte!!
Un gran beso.
Millie

horacio e. ruiz dijo...

Como Creador y Presidente de las Jornadas nacionales e internacionales R.GUIRALDES, me resulta doloroso y cruel observar cómo se cambian y tergiversan los hechos. Como el único amigo confiable de Rama, segun sus propias palabras, antes de morir en 2005, conozco todos los entretelones de esta historia. En algún momento saldrán a la luz todos los pormenores verídicos e insoportable spara cierta gente que está fuera del medio académico e intelectual.

DR. HORACIO E. RUIZ

Fotografías dijo...

Estimado Horacio: qué bueno tenerte por aqui. ¿No tenés ganas de aclarar un poco a qué te referís? Sería un placer leer tu versión del affaire Rama. Yo, como ya lo dije, me siento un espectador privilegiado de esta apasionante novela familiar y agradezco de corazón la participación de todos.
un abrazo Horacio
Andrés

jose dijo...

Que bien me están cayendo Miguel y Milagros, que ganas de conocerlos con una cerveza fría y mucha risa.
La novela Madame Mamita, ya ha salido del horno, última versión corregida bajo el entusiasmo de un gran escritor uruguayo. Espero que esta vez don Andrés Di Tella y Apparao haga un hueco en sus actividades para leerla, mejor si es bajo la lampra de la mesita de luz de la cama.
Advierto de paso que la novela está a una distancia de años luz del tedioso medio académico e intelectual.

Jose Rivarola

Fotografías dijo...

"Madame mamita" se acerca a la imprenta!? Por cierto, convocaré próximamente a los sres Di Tella y Apparao a reunirse bajo la lámpara de la mesita de luz...

horacio dijo...

Hola Andrés. En algún momento voy a publicar todo lo que me encomendó Rama antes de irse. Te comento que Dunken me publicó un breve opúsculo Adelina del Carril, esa desconocida. El material me lo facilitó Rama... con el que estuve trabajando en el archivo hasta el día anterior a su muerte. Es el principio de una trama increíble...
Horacio

Fotografías dijo...

Horacio: gracias por el dato del libro de Adelina, lo voy a buscar. Y desde ya aguardamos con enorme interés lo que te encomendó Rama antes de irse... ¡Por favor tenemos al tanto!

abrazo

Andrés

HORACIO E. RUIZ dijo...

Hola Andrés.
ESTE viernes 2 de diciembre la Eitorial FEPAI presenta mi ensayo LITERATURA ARGENTINA Y EPISTEMOLOGIA (CON UN ACAPITE DEDICADO ADON RICARDO)

MUSEO ROCA. VTE. LOPEZ 2220
VIERNES 2 DICIEMBRE A LAS 19.30 HS.
TE ESPERO!

Anónimo dijo...

Hola, nuevamente por acá de visita. Busque el libro incansablemente y nunca lo encontré.
Alguna novedad? Donde puedo conseguirlo?
José Rivarola...Cuando Gustes! Y capaz es una buena excusa para que Miguel y yo finalmente nos conozcamos.
Besos y espero data.
Milagros.

Anónimo dijo...

Hola a todos:
Yo soy María Kausalya Gowda, hija de Rama.
¡Qué lindo zafarrancho que armaste, Andrés! Vine a parar acá buscando una foto y me encontré con un encuentro y reencuentro de amigos en esta especie de café virtual. ¡Si me invitan me sumo con gusto!
Andrés tiene mi mail y está autorizado a pasárselo a quién se quiera contactar conmigo.
José, hace años te ando buscando sin lograr dar contigo. ¡Quiero leer tu libro!
Miguel, no sé sobre la visita de mi padre al hotel de tu abuelo, pero mi hermano Marcos y nuestro primo Amar anduvieron por ahí a principios de 2003.
Milagros, según lo que recuerda mi madre por lo que le contó Adelina, fue el padre de Lola el que le prohibió volver a relacionarse con su primer familia, Para él ella se murió el día que se fue con Antín. La verdad ignoro si ella siguió viendo a los hijos del primer matrimonio, pero si tuvo el valor de desafiar al mundo por amar a Antín, es probable que no respetara la orden de su padre tampoco ...
Horacio, me encantaría conocer tus trabajos sobre la vida de mi padre. Mis primos indios y yo estamos reconstruyendo su historia juntando las versiones de acá y de allá. ¡Y no te ofendas por lo que se escribe en este foro! Amo a mi padre y no siento que nadie le haya faltado el respeto. Tomá esta conversación como una terapia familiar, en la que las emociones salen a flor de piel pero en el fondo lo que nos une es el amor por nuestros antepasados y el deseo de desenmarañar nuestra historia.
¡Qué lindo sería reunirnos todos en el mundo real e intentar armar juntos este fascinante rompecabezas que crearon Ricardo y Adelina hace más de un siglo!
Cariños a todos.

horacio dijo...

HOLA ANDRES. TANTO TIEMPO!
ME ACABAN DE PU
BLICAR EN LA INDIA UN ARTICULO SOBRE ADELINA DEL CARRIL DE GUIRALDES EN LA REVISTA PAPELES DE LA INDIA. MANDAME TU CORREO YA QUE POR ESTE MEDIO NO PUEDO ENVIARLO. SALUDOS
HORACIO E. RUIZ

horacio dijo...

HOLA MARIA.
ME ALEGRO QUE ESTES CON NOSOTROS. YO FUI LA ULTIMA PERSONA QUE ESTUVO CON TU PADRE -LA NOCHE ANTERIOR A SU DECESO ME ENVIO UN MAIL POR MI CUMPLEAÑOS- Y CONSERVO SUS CORREOS ELECTRONICOS, EXTENSOS Y RICOS DESDE TODO PUNTO DE VISTA. DEJAME TU MAIL ASI TE ENVIO ALGUN MATERIAL EDITADO. CON RESPECTO A MI CRITICA ME REFERIA A LOS ADVENEDIZOS QUE RAMA BIEN CONOCIA Y QUE INTENTARON "APODERARSE" DE LA FIGURA DE ADELINA. UN ABRAZO, }
HORACIO

Anónimo dijo...

Hola Horacio:
¡Qué gusto volver a saber de vos! Sé bien que estabas trabajando con papá en su último libro en dos tomos, uno dedicado a Ricardo y el otro a Adelina. Libros que, la noche antes de partir, dejó listos para ser corregidos y publicados. Al día siguiente se suponía que iría a almorzar a mi depto en San Telmo para festejarlo... Y bueno, su misión cumplida, el negro decidió no perder más tiempo en este plano y desencarnar...
Yo asistí junto a él a las charlas que dio, invitado por vos, para los chicos de la facultad de letras, curándome así definitivamente de la alergia hereditaria a todo lo que tuviera que ver con Ricardo Güiraldes y descubriendo a un personaje fabuloso. ¡Cuánto te lo agradezco!
No sé si Andrés sigue visitando este blog, así que te paso mi mail para que nos pongamos en contacto. Vivo en la costa atlántica desde hace varios años y no voy seguido a Bs As, pero me encantaría verte la próxima vez que vaya por allá. Mi mail es mariagowda@gmail.com
Y al resto de los habitués de este café virtual, les reitero mi deseo de que nos reunamos todos algún día para divertirnos reconstruyendo nuestra leyenda familiar, de la que también José y Andrés ya forman parte.
Cariños y hasta pronto.

Anónimo dijo...

José, ¿ya te publicaron "Madame Mamita"? ¡Me muero de ganas de leerlo pero no doy con ningún rastro de él (ni de vos)!
Te cuento que hace poco mi prima Asita Prabjushankar y yo empezamos a escribir una novelita inspirada en la historia de mi papá. Mi prima ya publicó una novela inspirada en su desastrosa experiencia con el matrimonio arreglado, y le fue muy bien. Así que hace años me viene sugiriendo que hagamos esta novelita de ficción, y finalmente nos embarcamos en la aventura juntas. ¡Y nos estamos divirtiendo horrores en el proceso! Los personajes de Ricardo y Adelina son totalmente ficticios en nuestra novela (incluso con nombres inventados, para evitar conflictos con sus descendientes), hasta que ella se instala en Bangalore y se transforma en Mamita. A partir de ahí, si bien la historia seguirá siendo novelada, estamos juntando las dos versiones, india y argentina, de cómo vino a parar el chico indio a tierras porteñas.
¡Pero nada que temer, pues todo lo que narramos va enfocado desde el amor y el respeto a cada uno de los protagonistas de la historia real! Además se trata de una novelita sin pretensiones que por sobre todo nos entretenga a nosotras dos.
Andrés, ya sería bueno que empezaras a pensar en la idea de un documental en serio sobre la vida de estos personajes, ¿no te parece? Con lo que podrías recopilar de cada uno de los aquí presentes tendrías material de sobra. Y aunque no tengo ni idea de dónde quedaron las famosas cajas míticas, si sé dónde están los diarios manuscritos de Adelina Del Carril. ¡Que son muchos, por cierto!
Bueno, espero saber de ustedes próximamente.
Cariños.

horacio e. ruiz dijo...

María y Andrés. La Embajada de la India me invitó para disertar cinco días sobre artes, ciencias y sobretodo, sobre Ricardo y Adelina. Uds. son los únicos, por lo menos en este muro, que pueden valorar este evento. Hechos, no palabras! Horacio



Anónimo dijo...

Especial para María Gowda ( y para todos los demás !):

estoy contento de haberlos encontrado en este medio. Maria: si te interesa y te sirve, puedo ayudarte a recuperar la memoria de tu padre (para el "librito" ) que estan escribiendo con tu prima.
Fui alumno suyo en el colegio y muchos años despues nos reencontramos y cenó en casa algunas veces (bsas) . Hoy dia vivo en Francia. Me gustaria conectarme contigo. Un beso , Fidel Abínzano

maria Gowda dijo...

Hola a todos:
Soy María Kausalya y hacía rato que no visitaba el blog, así que me enteré tarde de las jornadas de Horacio, convocado por la embajada de la India. Ojalá hayan sido un éxito y podamos conocer los contenidos.
José ¿se publicó finhalmente Madame Mamita? Espero que no termine siendo como los libros de mi viejo, que llevan ya casi 10 años esperando salir a la luz...
La que empezamos con mi prima en marzo va lenta porque ella está complicada de tiempo por su trabajo. Y esa va a ser en inglés. Pero hoy, gracias a Fidel, aquí presente en el blog, creo que acabo de comenzar una en castellano por mi cuenta...
¿Y el resto de uds en qué anda?
Sería genial que se nos uniera algún descendiente de los Del Carril. ¡Adelina era la del medio de 13 hermanos y hermanas, así que debe haber unos cuantos! Aclaro que lo que yo creía que eran los diarios manuscritos de Adelina, eran los cuadernos de su traducción original del evangelio de Sri Ramakrishna.
Bueno, ojalá se retome nuestra charla de café virtual y que algún día podamos organizar un encuentro real.
Cariños a todos.

E dijo...

He leído con el máximo interés este blog.

E. Guiraldes

maria Gowda dijo...

E ¿es de Esperanza o de Esmeralda? No recuerdo personalmente a ninguna pero sé que alguna vez nos cruzamos cuando yo era chiquita e iba con mi familia a San Antoni de Areco.
Bueno, a todos los que caigan por el blog les cuento que la novela de José Rivarola está casi a punto de salir del horno, en su última corrección antes de ir en busca de un editor. Estoy segura de que en el 2016 estará en las librerías, y les va a encantar. (Tuve el privilegio de leer el borrador).
Así que un poquito más de paciencia que ya llega.
Cariños y un excelente año para todos.

Anónimo dijo...

He sido y soy lectora y admiradora de la obra de Ricardo Güiraldes y conozco a parte de sus descendientes.Celebro que sigan ocupándose de su figura.Mi esposo, el payador Josè Curbelo, fue amigo de Rama y conserva de él el mejor de los recuerdos.En nuestros Talleres de Literatura nos encontramos en estos momentos estudiando las vidas de Delia (compañera de Neruda por màs de 20 años)y Adelina, ya que ambas ejercieron una gran influencia en la vida de sus esposos y, a posteriori, dieron a conocer hechos y obras inèditas de ellos.
Viajo muy seguido a Areco y jamàs dejo de visitar el lugar en donde Adelina y Ricardo descansan, a pasitos de la tumba de "Don Segundo..."
El motivo de esta nota es rogarles nos tengan al tanto de las publicaciones que vayan saliendo.
Los saludo cordialmente, desde Mardel Plata
Mi correo es martasuint@hotmail.com.ar
Marta Suint.Payadora argentina

E dijo...

Estimada María,

Es un gran agrado conocerla. Mil perdones por no haber reparado antes que había una completa respuesta suya.

En mi caso, se trata de Ernesto Guiraldes, chileno, y descendiente de los Guiraldes que vinieron desde a Mendoza a Santiago hace más de 150 años.

Hace años, mi hermana Ana María, que es escritora tuvo el privilegio de conocer a Ramachandra en una memorable Feria del Libro, celebrada en Santiago.

He estado en Areco y me ha conmovido mucho conocer el museo Ricardo Güiraldes, la tumba del escritor y La Porteña, entre otros lugares emblemáticos de su vida.

Muy cordialmente.

Ernesto Guiraldes C.

Anónimo dijo...

Hola gente, ya no se cuanto paso de ésta larga extensa y rica publicación. Fue por un tiempo (años) el que me alejé del tema pensando que ya había investigado casi TODO.

Que bueno que siga apareciendo gente, comentarios y esto toma una mística rara...mi abuelo Michael Antin único hijo vivo de Lolita Guiraldes...me vino a visitar a bs as y de alguna manera misteriosa y sin decirme cómo, me advirtió..."fijate eso que habían escrito de mi madre y Ramachandra, parece que hay mas gente escribiendo". Me sonó raro, mi abuelo no entra a bloggs, apenas prende la computadora, alguien le esta soplando al oído y no soy yo jaja.
Esto fue hace unos meses atrás. En su momento cuando comenzamos a hablar con Jose yo era un estudiante y les escribía desde Puerto Madryn, con un internet lento y desde un celular, eran mis vacaciones de verano. No puedo creer que esto siga hasta hoy 2016, lo celebro y mañana voy a escribirle por facebook a Rivarola ya que ahora entiendo porque hace unos meses me volvió a consultar del tema. Creo que si bien mi abuelo se ofendió en algún momento pidiéndome que no intervenga mas en el asunto, hace unos meses me pidió que vuelva hacerlo. Me encuentro con varios años de éste hermoso chat de blogg. ahora ya siendo profesional, extrañando esa divina juventud de 22 años.
Muchas gracias a José y a Andrés por permitir que se de! y albergar mis jovenes inquietudes.

Saludos afectuosos y por supuesto que estoy a disposición de la hija del gran Rama, o cualquie pariente lejana si los hay, para poder rearmar como alguna vez lo hicimos con Milagros Almando Almonacid, la entramada familiar, o la novela familiar de los neuróticos como diría Freud. Toma extensiones mas que interesantes.

Saludos!!

Miguel Antin (nieto)

Anónimo dijo...

Aviso que estoy nuevamente viviendo en Capital Federal y dejo mi mail de contacto... antinimguel@gmail.com

Me pregunto que estará haciendo Milagros Almandos Almonacid (hija de Ricardo, de los primeros hijos de lolita con el aviador heroe de guerra Vicente Almandos Almonacid) mi padre se llama Vicente no por el aviador sino por el medio hermano de mi abuelo, tío de Milagros también que se llamaba igual que su padre aviador...perdón por la expresión pero... QUE QUILOMBO siempre pensé que solo yo lo entendería. Milagros conocí a tu media hermana en España en el 2014 pero era una empresaria exitosa muy simpática, pero sin tiempo y no me pareció mencionarle esta larga y extensa novela. Voy a tratar de re conectarme con ella (Milagros y nuevas personas a fin) ya que al igual que Rama, uno se desconecta bastante en el hermoso sur patagónico.

Miguel Antin (nieto)

Anónimo dijo...

Hola a todos. ¡Qué bueno que este "café virtual" siga abierto! Ya pasó casi un año desde mi última visita y la única novedad es que la novela de José ya está terminada y en busca de un editor. Miguel, muchas gracias por tus palabras y ojalá que algún día podamos hacer una reunión (estaría bueno que fuera en San Antonio de Areco ¿no?) y podamos compartir anécdotas en persona.
Ernesto, un gusto y bienvenido a este rejunte virtual.
Marta, yo vivo en Cariló (Pinamar), así que estamos cerca y podríamos encontrarnos alguna vez. Tengo entendido que está por salir una película sobre Delia Del Carril, un personaje sin desperdicio...
Bueno, no tengo más novedades para compartir así que ya les voy deseando a todos un feliz fin de año y ni bien tenga alguna novedad se las comunicaré por este medio. A todos un cariño grande.
María Gowda.