miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿Crees que no quiero?


-No creo que seas tonto, Homero. Pero, por otra parte, nunca vas a museos ni lees libros ni nada.
-¿Crees que no quiero? Es la tele, Marge. No me deja. Un buen programa tras otro, cada uno mejor que el anterior. Si sólo trastabillaran una vez, si nos dieran treinta minutos para nosotros mismos... Pero no lo harán, ¡no me dejarán vivir!


9 comentarios:

alejandra almiron dijo...

Homero: Hijo ...
Bart: ¿Qué, Pa?
Homero: Hijo mío, quiero decirte que nunca serás Presidente de los EE UU.

Fotografías dijo...

Homero: Normalmente, no soy de rezar, pero si estás ahí... ¡por favor sálvame, Superman!

Homero: Cuando aprendo algo nuevo se me olvida algo viejo. Te acuerdas cuando tomé ese curso de vinos y se me olvidó como condicir?
Marge: Sí, porque estabas ebrio.

girlontape dijo...

me cortaron el cable, leí una maravillosa novela de bellatín. enough said.

jose dijo...

Homero me deja esa siempreindescriptible sensación despues de la carcajada.

alejandra almiron dijo...

Una forma de ganar dinero rápido, según un hermano o tío de Homero. Hacerse atropellar por autos caros y luego hacerle un juicio al dueño.

Fotografías dijo...

Girl: no hay bien que por mal... ¿qué novela?

José: me encanta esa sensación

Ale: cuando fui a Estados Unidos por primera vez (bueno, segunda) al principio de los 80, se contaba eso como algo que la gente realmente hacía. ¡La ficción imita la realidad!

Anónimo dijo...

De hecho acá en Argentina se hace. Un tio mio que vive por Pinamar me contó hace unos años que habia ciclistas que se te lanzaban sobre el auto para provocar "accidentes". Sería una actividad costera ... no sé si esta practica sigue en pie.

Fotografías dijo...

típica acrtividad costera...

Fotografías dijo...

Y b ienvenido por aqui, Anónimo!