jueves, 5 de julio de 2012

Román

El año de River podría haber terminado MUY MAL. Otro año en la B (miren a Central) y Boca campeón de todo. Los dioses a veces nos sonríen. Igual, confieso que un poco me emocionó la larga secuencia cinematográfica de Román saludando a todos, en perdedor ejemplar, hasta al aguatero suplente del Timao. No supe hasta después que se estaba despidiendo de Boca (¿del fútbol?), por lo que la secuencia fue aún más misteriosa y emotiva.

1 comentario:

JL Cancio dijo...

"No hay comentarios"