jueves, 10 de septiembre de 2009

Entrenamiento elemental para actores

Entrenamiento elemental para actores
una película de Federico León y Martín Rejtman

Rejtman y León se juntaron para el proyecto bizarro de canal 7, 200 años, que reunió hace un par de años a un conjunto de directores de teatro con directores de cine (creo que los primeros podían elegir a los segundos) para hacer una serie de telefilms que recién ahora se están completando y que no sé si se trasmitirán o si algunos ya fueron trasmitidos. Cosas del viejo ATC. En este caso, ¡se ha formado una pareja!, y el resultado es una combinación exacta de Rejtman y León que, sin parecerse a nada en la obra de ninguno de los dos, tiene cosas de uno y de otro. El profesor de teatro extremista, medio psicópata, pertenece al universo de Federico León y representa una inflexión más de su ya larga meditación sobre el teatro y la representación, comenzada en sus obras Cachetazo de campo y Museo Miguel Angel Boezzio (una de las experiencias pioneras dentro del "teatro documental" en la Argentina). También tiene, seguramente, algo de ajuste de cuentas con los maestros de la generación anterior, modelo encarnado por monstruos sagrados del teatro como Alberto Ure, Ricardo Bartis y --muy especialmente-- Norman Briski, que con teorías extremadamente elaboradas se han dedicado a torturar a generaciones de actores, como un ejercicio de poder del que sabe sobre el que no sabe, no siempre con malos resultados, hay que decirlo, pero imagino que con algún costo emocional para los involucrados.

En Entrenamiento elemental para actores este modelo de maestro queda en el ridículo más absoluto por tratarse de clases de teatro... para chicos. Y es en ese "contraplano" de los chicos que escuchan con cara de poker --o, mejor dicho, de nada-- al profesor que expone sus teorías salvajes, donde aparece tal vez el factor Rejtman. Hay pocos cineastas con la capacidad de Rejtman para encontrarle la gracia a la situación más insospechada. Silvia Prieto debe ser la mejor comedia del cine argentino reciente y algunos de los cuentos de Rejtman me han hecho reir a carcajadas en medio de la lectura. Rejtman introduce, entonces, un abismo --sutil, pero abismo al fin-- que convierte las sentencias extremadamente serias del profesor en una materia inesperadamente cómica, como si se tratáse de un monólogo de stand-up involuntario. Lo interesante del caso es que, en otro contexto, con otros tiempos y, por supuesto, con otros interlocutores, las teorías teatrales del profesor (un impagable Fabián Arenillas) podrían ser más que atendibles, incluso suscribibles, dentro de su radicalidad. De hecho, uno se puede llegar a imaginar a León o a Rejtman haciendo suyas sus palabras (yo mismo pensé por momentos "tiene razón"). En un giro soprendente, una de las situaciones más ridículas, en la que un niño pregunta si ya están actuando y el profesor le hace repetir el diálogo, como si efectivamente estuvieran actuando, cobra visos de una profunda reflexión --inesperadamente seria ahora-- sobre la actuación. Como los dos grandes artistas radicales que son, cada uno en su terreno, Federico León (en el teatro) y Martín Rejtman (en el cine), la dupla se ríe de la radicalidad en el arte. Y esa risa, sin invalidar del todo el objeto de la burla, nos libera de los discursos y nos permite ver el mundo de nuevo.

Entrenamiento elemental para actores
Estreno 12 de septiembre 2009
Sábados 22hs
El camarín de las musas
Mario Bravo 960 / tel. 4862-0655

Publicado originalmente en ocasión de su presetanción en el último BAFICI, el 29 de marzo de 2009.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Renata Cardarelli dijo... Es una consuetudine ... siempre re bueno lo suyo Señor Andrès ... merci

Tommy Barban dijo...

Te dije Andrés, te lo dije, que al crack Messi no había que convocarlo nunca más!

Fotografías dijo...

Gracias Renata x la buena onda.

Tommy: tenés razón. Total, jugadores como Messi nos sobran. Con el técnico que tenemos, lo mejor es jugar con los "de confianza", te gusta Palermo-Schiavi de dupla ofensiva?

Para mí, no tenemos gran cosa, es cierto, pero el problema no son los jugadores y menos que menos Messi.

Volvé Bielsa volvé!!!

Pekerman?

Alguien?

...

Fotografías dijo...

Tommy, dejate de pavadas y andá el sábado a ver la de Rejtman-León al Camarín.

Angus dijo...

Me gusta tu entrada. :)

alejandra almiron dijo...

a ver si esta vez tengo suerte porque cada vez que voy al camarín de las musas está cerrado o con refacciones

es grave si argentina queda fuera del mundial ??

Fotografías dijo...

Grcais Angus: ¡andá a ver la película y despues me contás!

Ale: para que entiendas, sería algo así como si en el BAFICI no hubiera películas argentinas. O como si se apagara el sol. O como si justo se largara a llover el día del apocalipsis... en fin, no sé si entiende.

girlontape dijo...

jajajaj andrés... comparto esa urgencia futbolistica! por razones que mi razón desconoce me es importantísimo que mi pais esté en el mundial!

Fotografías dijo...

E quale serebbe il tuo paese, girl?

Para q se entienda: un mundial sin Argentina seria como un blog sin comments de amigos...

alejandra almiron dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
girlontape dijo...

sería ITALY, paisán! pero te cuento que en la clasificatoria del corazón, mientras esté ganando italia, los tanos tmb hinchan por argentina... con brazil en 3er lugar