domingo, 17 de mayo de 2009

Madrugada


12 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Si las sacaste al final de la noche de anoche por favor pasame tu receta para la resaca.

Fotografías dijo...

Desgraciadamente, la resaca llegó, fielmente, al mediodía, cuando me desperté... convertido en una cucaracha (por fin entendí de qué estaba hablando Kafka).

Tommy Barban dijo...

Por lo menos vos dormiste al lado de alguien que padecía los mismos síntomas y no podía no simpatizar con tu estado. No fue mi caso.

Fotografías dijo...

juajuajua, Barban, es†ás imparable!!!

Protervo dijo...

muy lindas. te feli.

Fotografías dijo...

Chasgracia, Prot.

Ultimamente, siempre que veo el amanecer (tampoco pasa tan a menudo, no vayan a creer) recuerdo la pregunta de Paul Bowles en El cielo protector:

We get to think of life as an inexhaustible well. Yet everything happens only a certain number of times, and a very small number, really. How many more times will you remember a certain afternoon of your childhood, some afternoon that's so deeply a part of your being that you can't even conceive of your life without it? Perhaps four or five times more. Perhaps not even that. How many more times will you watch the full moon rise? Perhaps twenty. And yet it all seems limitless.

Melisa Brito Aller dijo...

Son bellisímas, Andrés!

Fotografías dijo...

Gracias, Melisa. A decir verdad, la segunda, del cielo rojo, etc, no sé si no es un poco vulgar. Pero la puse porque le da contexto de madrigada a la otra, del arbolito, que es la que me gusta.

;-)

Fotografías dijo...

madrUgada...

Protervo dijo...

ahora voy a pasar el día pensando en cuantas tardes de la niñez me acuerdo.

una vez, en un arenero, un chico jugaba a star wars y decia que su nave era "copante".

A mi me daba el sol en la cara y no podia creer lo copante de decir copante.

Cece dijo...

el último comentario me hizo acordar a la primera vez que vi el amanecer. El cielo estaba fucsia violento y lo desperté a mi primo para mostrárselo. Los dos quedamos azorados y fue ese nuestro primer secreto.

slds!

Fotografías dijo...

Cece: ¡qué hermosa historia con el primito! "Nuestro primer secreto"!!! Queremos conocer los secretos que vinieron después. Dale, contá. Ya prescribió...